¿Cuánto cuesta instalar placas solares?

Te garantizamos el mejor precio para tus paneles solares

¿Necesitas placas solares para tu casa o negocio?

¡Solo necesitas un minuto!
As featured in:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Cámbiate a la energía solar:

  • Genera electricidad verde
  • Reduce tu factura hasta un 50%
  • Consigue dinero con los excedentes

El coste de las placas solares

El precio medio para una vivienda unifamiliar es de 6000 euros

Las subvenciones y ayudas cubren hasta un 40% del coste

La factura se puede reducir hasta la mitad desde el primer mes


Las placas solares y el autoconsumo están viviendo ahora su época dorada.

No hay una sola razón para este bum sino, más bien, una combinación de circunstancias. La supresión del denominado impuesto del sol en 2019, las ayudas para la instalación de las energías renovables para el autoconsumo y la subida astronómica del coste de la energía son, sin duda, las más importantes.

En términos generales la instalación de paneles solares para una vivienda de 100 metros cuadrados es de unos 6000 euros. Sin embargo, este gasto se puede reducir hasta un 40% máximo gracias a las ayudas gubernamentales.

solar panels on a rooftop

Precio medio de placas solares

En una vivienda de 100 metros cuadrados, con cuatro personas que pagan unos 100 euros al mes de electricidad, y contrata una potencia de 3kW,  la inversión total es de unos 6000 euros. Si se quiere subir la potencia a 5kW, la inversión asciende a unos 9000 euros. En términos generales se podría amortizar la inversión en unos 6 o 7 años, ya que el ahorro es de unos 800 euros anuales, según datos de la Asociación Nacional de Productores de Energía (ANPIER).

¿Cuándo puedo amortizar el gasto?

La media para amortizar todo lo invertido suele rondar entre 6 y 8 años. Para calcular con cierta exactitud cuándo se va a amortizar la inversión que se ha hecho en la instalación de las placas solares, hay que tener en cuenta varios factores.

Los más importantes son:

  • Las subvenciones y ayudas que has recibido, es decir las ayudas directas del gobierno de hasta un 40%, y los descuentos, entre otros, del IBI y las retenciones del IRPF
  •  Lo que has ahorrado en un año en la factura de electricidad y, si es el caso, cómo se ha revalorizado tu propiedad desde que has instalado los paneles solares
  •  Cuánto has invertido en la instalación.

Además, una vez amortizado el gasto, el resto del tiempo que duren las placas solares, unos 25 años de media, todo será ahorro.

Para más información sobre cuánto se tarda en amortizar una inversión fotovoltaica, leer el artículo La rentabilidad de las placas solares.

¿Cómo calcular el coste?

Los dos elementos que acaparan el coste del autoconsumo por energía fotovoltaica son dos: las placas solares y el inversor solar, es decir el dispositivo que convierte la energía que se recibe de los paneles solares (corriente continua) en corriente alterna, la electricidad que utilizamos en el día a día en una casa. Estos dos elementos representan un 75% de los gastos de la instalación. El resto es fundamentalmente la mano de obra, permisos, etc.

El inversor es obviamente uno y se necesita independientemente de cuantas placas solares se van a instalar. Por otro lado, el número de placas, la principal inversión, dependerá del tamaño de la vivienda pero, sobre todo, del consumo medio.

¿Qué pasa con el excedente de electricidad?

En muchas ocasiones los usuarios no consumen toda la electricidad que generan las placas solares, cuya factura se puede reducir hasta un 50%.  En este caso se plantean dos opciones.

La primera es incorporar baterías para almacenar el excedente de electricidad y poder consumir por la noche, o incluso transferir esa electricidad a otros sistemas, por ejemplo a coches eléctricos. Sin embargo, las baterías encarecen sustancialmente el gasto final de la instalación de energía solar fotovoltaica. El presupuesto puede llegar a casi el doble en las baterías de mayor rendimiento, aunque sí es verdad que la factura se reducirá al mínimo o incluso se puede llegar al autoabastecimiento 100%.

El segundo escenario es la falta de almacenaje, es decir instalaciones sin baterías, aunque no representa ningún problema – puedes utilizar la electricidad de la compañía con las que tienes el enganche, cuando las placas solares no produzcan electricidad.

Descuento en la factura por excedentes

En España la energía proveniente de las placas solares se conecta generalmente a la red eléctrica. Es decir, mientras se está generando energía se puede estar utilizando directamente y, por la noche, simplemente se cambia a la energía que proviene de la red general.

Es más, si hay excedente se puede volcar a la red eléctrica general y recibir una compensación en forma de descuento en la factura de la luz, cuyo importe normalmente ya está regulado en el mercado. También existe la posibilidad de venderla en el mercado libre, pero es un proceso bastante más complicado que requiere cierto conocimiento.

Factores a tener en cuenta

Las cifras anteriores son obviamente una aproximación. Serán los profesionales quienes determinen con exactitud cuánto se necesita invertir en función de las diferentes necesidades. Sin embargo, en términos generales, estos son los factores más importantes a tener en cuenta:

  • El consumo medio por mes, o año, ya que este dato determinará el número de placas que se va a necesitar.
  • La calidad de las placas solares
  • La potencia del contrato del enganche de la luz

Ayudas e incentivos

Las ayudas de la Administración, hoy por hoy, pueden cubrir hasta un 40% del gasto total, aunque la media ronda el 25%.

Pero además, existen otros incentivos como son descuentos en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y en el Impuesto sobre Construcciones , Instalaciones y Obras (ICIO) o las deducciones sobre el IRPF.

Para más información consultar el artículo, ¿Qué ayudas y subvenciones existen para las placas solares?

¿Es necesario tener baterías?

No, para recibir electricidad de los paneles solares cuando hay luz. Pero, la incorporación de las baterías al sistema fotovoltaico es simplemente la guinda del pastel para la autodependencia energética.

Las baterías acumulan los excedentes de electricidad y, de esta forma, el autoconsumo puede llegar a un 85%, que se traduce en un ahorro en la factura de entre un 70 y un 80%. Un descuento muy goloso para un país como España con más de 3000 horas de sol al año. O al 100%, totalmente libre de facturas, pero también expuesto a otros problemas sin el respaldo de una compañía eléctrica, como apagones o problemas técnicos con las baterías.

El precio de las baterías hoy en día sigue siendo bastante elevado, entre 1500 euros y 2300 euros por kWH, un desembolso a priori  bastante importante. Aunque, existen ayudas de hasta 600 euros por kWH.

No obstante, las previsiones según los datos de la Unión Española Fotovoltaica (Unef) es que para el 2030 el 60% de la energía procedente de las renovables se acumulará en baterías.

También se espera que en esta década se mejoren técnicamente y reduzcan dramáticamente su precio.

Para más información sobre baterías solares lee Guía completa de baterías solares

¿Y si vivo en una comunidad de vecinos?

La realidad es que los españoles que viven en pisos o apartamentos en bloques de edificios son mucho más numerosos que los que viven en casas unifamiliares. Concretamente un 65%, uno de los porcentajes más altos dentro de la Unión Europea.

Sin embargo, y a pesar de que por cuestiones obvias es más complicado instalar paneles solares en un edificio, es perfectamente factible. Según la normativa vigente solo se necesita el visto bueno de un 35% de los residentes. Además, hay varias modalidades del llamado autoconsumo colectivo, más allá de la producción de electricidad o calor para tu casa.

El plan de subvenciones del gobierno para la instalación de placas solares puede llegar hasta un 30% en las comunidades de vecinos. A pesar de todos estos incentivos, la energía solar como alternativa para cubrir las necesidades de comunidades de vecinos es todavía una asignatura pendiente.

Resumen

El coste de las placas solares requiere una inversión considerable, al menos al principio. Sin embargo, el descuento en la factura desde el primer mes, y las ayudas que se pueden solicitar hacen que la suma inicial se lleve mucho mejor. Es un proyecto a medio plazo que se traduce en ahorro desde el primer momento y ayuda a la descarbonización del planeta. Además, las empresas instaladoras tienen interesantes planes de financiación para todos los bolsillos. Es una energía limpia, que en España está disponible prácticamente todo el año y muy aprovechable.

Concha Caiña Content manager

Concha es una profesional de la comunicación que ha desarrollado su carrera como periodista, editora y responsable de múltiples proyectos digitales y editoriales en España y el Reino Unido.  Defensora del medio ambiente, la sostenibilidad corporativa y las energías renovables, espera que Europa sea una referencia para un planeta más verde y más justo.

Volver Arriba