¿Quieres saber cuánto cuesta un punto de recarga para tu coche eléctrico?

¡Solo necesitas un minuto!
As featured in:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Instalar un cargador para coches eléctricos

  • Reduce las emisiones de carbono
  • Recorta los costes de mantenimiento
  • Permite cargar el coche en tu propia casa

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

Cargar un coche eléctrico en casa tendrá un precio máximo de 5,75 euros

El precio de las recargas domésticas depende del tramo horario elegido

Con un enchufe rápido, podemos alcanzar 80% de autonomía en 20 minutos


El coche eléctrico empieza a ganar terreno a la combustión tradicional. Los combustibles fósiles se enfrentan en estos momentos a un mercado muy presionado donde los precios no dejan de subir y los países productores de petróleo (OPEP) ya trabajan para que los márgenes de beneficios no se reduzcan.

Es lógico, por tanto, pensar que cada vez son más los que empiezan a mirar el coche eléctrico como una alternativa real para su próximo coche. En la mente de muchos: los precios.

Saber cuánto cuesta cargar un coche eléctrico es esencial para entender si somos las personas adecuadas o no para utilizar un vehículo con este tipo de energía. A continuación, vamos a desgranar todo lo que necesitamos saber.

cargadores coches electricos

¿Qué precio tiene cargar un coche eléctrico?

PotenciaDomésticaColectiva
(AC) 2,3 kWh0,030 a 0,31 euros/kWhGeneralmente, gratuitas
(AC) 7,4 kWh0,030 a 0,31 euros/kWhGratuitas y hasta 0,38 euros/kWh
(AC) 11 kWh0,030 a 0,31 euros/kWh0,25 euros/kWh a 0,38 euros/kWh
(AC) 22 a 43 kWh0,030 a 0,31 euros/kWh0,30 euros/kWh a 0,45 euros/kWh
(CC) 50 a 150 kWh0,42 a 0,59 euros/kWh
(CC) 150 a 350 kWh0,55 a 0,79 euros/kWh

Cuando pensamos en cargar un coche eléctrico hay que tener en cuenta dos variables principales: potencia del cargador y tamaño de la batería. Estos dos factores determinarán la velocidad de carga pero, también, el precio que tendremos que cargar por la misma.

En líneas generales, los precios esperados son de un máximo de 5,75 euros en una recarga con corriente alterna y 14,22 euros si optamos por la corriente continua.

Antes de nada, hay que tener claro que nuestro vehículo determinará la potencia máxima a la que podremos cargar, tanto en corriente alterna como en corriente continua.

Ésta estará determinada por la cantidad de kW que su batería pueda admitir y también influye en el precio final. Hay una cosa clara: cuanto más rápido queramos llenar la batería de nuestro coche, más cara será la recarga.

La corriente alterna es más lenta y la potencia máxima que puede entregar es de hasta 43 kW. Sin embargo, la mayor parte de los vehículos eléctricos actuales admiten cargas de hasta 11 kW utilizando la corriente alterna, son excepción aquellos que alcanzan los mencionados 22 kW o potencias superiores.

Si tomamos como referencia la toma habitual de 11 kW, necesitamos alrededor de siete horas para recargar una batería de 70 kWh al completo

Si hablamos de corriente continua, las potencias de carga admitidas son muy dispares pero siempre será mucho más rápida que la alterna. Los menos capacitados se mueven en rangos de unos 60 kW de potencia máxima de carga rápida.

Los que más potencia pueden alcanzar llegan a los 350 kW pero, una vez más, estas son excepciones a la regla.

Lo más habitual en estos momentos es que los coches eléctricos admitan recargas de corriente continua con potencias de entre 100 y 150 kW. Con una toma de carga de 150 kW, pasar del 20 al 80% de la carga de un vehículo con una batería de 70 kWh de capacidad es cuestión de emplear entre 20 y 30 minutos.

cargar coche electrico

Una vez tenemos esto claro, debemos conocer los cargadores, pues no todos cargan a la misma potencia. Los cargadores domésticos sólo admiten cargas de corriente alterna de 2,3 y 7,4 kW (aunque para esto último necesitamos una toma reforzada).

Si disponemos de mayor presupuesto, podemos instalar un wallbox en nuestra casa y utilizar potencias de 11 o 22 kW. En estos casos, hay que tener muy en cuenta la potencia máxima admitida por nuestro coche.

Si éste sólo es capaz de admitir potencias de hasta 11 kW, estaremos sobredimensionando la instalación y perdiendo dinero en la misma si instalamos un punto de carga de corriente alterna de 22 kW.

Fuera de casa, podemos encontrarnos cargadores de corriente alterna con las potencias ya mencionadas, pero también cargadores rápidos que utilizan corriente continua.

Los más rápidos entregan hasta 350 kW aunque éstos son muy pocos y, como decíamos, estaremos infrautilizándolos si nuestro coche no alcanza dicha potencia.

Lo más habitual es que los cargadores rápidos entreguen hasta 150 kW de potencia. Sin embargo, la diferencia de potencia y el menor tiempo enchufados también se paga (y mucho).

¿Es más barato un punto de carga en casa o uno colectivo?

Por norma general, recargar nuestro coche en casa suele ser más barato que utilizar un punto de carga colectivo.

Hay que tener en cuenta que, a pesar de que tardemos más en recargar su batería, lo habitual es utilizar las horas valle de la noche para recargar nuestro automóvil.

Durante las noches, las tarifas son más baratas y tenemos tiempo para poner a punto las baterías del coche mientras estamos durmiendo. Por tanto, tendremos en nuestra mano seleccionar las horas de menor precio.

La otra posibilidad es que recarguemos el vehículo en un punto de carga gratuito, como el que disponen algunos ayuntamientos, aunque éstos suelen ser cada vez más escasos.

En este caso, es evidente que nunca podremos cargar más barato en casa pero sí hay que tener en cuenta que la mayor parte de los enchufes de este tipo cuentan con un tiempo máximo de recarga y su potencia es muy baja, por lo que muy probablemente apenas podremos recargar nuestras baterías un puñado de kilómetros.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en un centro comercial?

Las recargas en los centros comerciales suelen ser gratuitas o están sujetas a algún tipo de compra en el mismo. Lo mismo sucede en restaurantes u hoteles que permiten la recarga del vehículo de forma gratuita siempre que se esté alojado o se consuma en el local.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas recargas gratuitas en los centros comerciales suelen estar limitadas en el tiempo y que la potencia de carga es muy baja, por lo que necesitaríamos emplear mucho tiempo en el centro comercial para rellenar las baterías al completo.

Sí es cierto, sin embargo, que podemos aprovechar para ganar unas decenas de kilómetros y, así, circular gratis algunos días de la semana.

Por ejemplo, con un enchufe lento de corriente alterna a 7 kW, será necesario emplear 10 horas en rellenar al completo una batería de 70 kWh. Estas baterías suelen instalarse en coches que, en la práctica, pueden realizar unos 400 kilómetros si no se abusa de los kilómetros en vías rápidas, como autopistas y autovías.

Con estos cálculos, por cada hora que estemos conectados, estaremos recargando unos 40 kilómetros de forma gratuita.

cargadores coches electricos

¿Es más barato utilizar un coche eléctrico o uno de gasolina?

Por norma general, utilizar un coche eléctrico es más barato que uno de gasolina. Hay que tener en cuenta que la gasolina está instalada muy cerca de los dos euros/litro, por lo que la diferencia de dinero entre ambas energías sólo se iguala si utilizamos los cargadores más rápidos, potentes y caros que tenemos disponibles en la red pública.

Lo habitual es realizar cargas lentas pero mucho más baratas en casa y aprovechar los centros comerciales y otros establecimientos para ganar kilómetros extra de forma gratuita.

Aquí no hay comparativa que valga pues, evidentemente, el precio de la gasolina apenas varía unos céntimos (algunas decenas en el mejor de los casos) entre estaciones de servicio pero si hablamos de energía eléctrica, el abanico de posibilidad, oferta y precios es enorme.

100 km con electricidad vs gasolina

Aquí, una vez más hay que sacar la calculadora y tener muy claro dónde hemos rellenado nuestras baterías. En un coche de gasolina, esto es menos importante, pues las diferencias entre estaciones de servicio son más pequeñas que las cargas de coches eléctricos.

En primer lugar, con las cuentas ya mencionadas, rellenar 100 kilómetros de forma completamente gratuita en un centro comercial nos puede llevar unas dos horas y media, por lo que podremos disfrutar de un centenar de kilómetros sin pagar por ellos si, por ejemplo, decidimos ver una película.

Otra posibilidad es una recarga doméstica. En ese caso, con el precio que hemos visto anteriormente, en un coche con una batería de 70 kWh y una autonomía de 400 kilómetros, necesitaremos recargar alrededor de 18 kW, lo que supone unos 0,54 euros en total en el mejor de los casos y 5,75 euros en el peor.

En el caso de que contemplemos una carga rápida en los puntos de carga más potentes, estamos hablando de precios que van desde los 7,56 euros a los 14,22 euros.

Si, por el contrario, optamos por un coche de gasolina hay que tener en cuenta que el litro (actualmente) se encuentra a unos 1,80 euros. Si el vehículo consume de media siete litros por cada 100 kilómetros, necesitaremos unos 12,60 euros para este propósito.

Qué autonomía tiene un coche eléctrico

Aquí está la verdadera clave del asunto a la hora de elegir un coche eléctrico o de combustión. ¿Qué tipo de conducción vamos a hacer? De momento, la tecnología eléctrica lleva poco tiempo desarrollándose y las diferencias de consumo son altas entre coches y entre tipos de uso.

Los vehículos eléctricos gastan menos cuando circulan muy despacio (justo lo contrario que un coche de gasolina).

En estos momentos, la mayor parte de los vehículos con ambiciones más allá de la ciudad están incorporando baterías de unos 70 kWh, lo que les garantizan autonomías superiores a 400 kilómetros en la mayor parte de los casos.

¿Es más barato cargar un coche eléctrico hoy?

Cargar un coche eléctrico en estos momentos es más caro que años atrás, pues la energía ha subido. Bien es cierto que todavía podemos encontrar centros comerciales y establecimientos que nos ofrecen cargar gratuitas con las que no puede competir un vehículo de gasolina.

Dicho esto, tanto las cargas en casa como las recargas en puntos públicos se han encarecido en los últimos años.

Por ejemplo, un supercargador de Tesla ha pasado de costar 0,29 euros/kWh en sus inicios a los actuales a 0,55 euros/kWh. Si hablamos de cargas domésticas, el precio medio de la electricidad se situó en 0,1067 euros/kWh en la primera quincena de diciembre en 2020. Hoy, pagamos la electricidad a 0,1379 euros/kWh en el tramo más favorable.

No es menos cierto que la gasolina también se ha encarecido sensiblemente en este tiempo. Por ejemplo, en noviembre de 2021, la Unión Europea registraba en España un precio de 1,505 euros/litro, mientras que un año después se sitúa en 1,776 euros/litro de media.

Resumen

En estos momentos, comprar un coche eléctrico supone un ahorro sensible en comparación con la gasolina. Hay que tener en cuenta que la mejor forma de ahorrar si queremos tener llenas las baterías de nuestro coche es aprovechar los espacios públicos gratuitos y, por supuesto, las horas nocturnas que nuestro coche está en casa, cuando la energía es más barata.

Un coche de gasolina puede elegir dónde rellenar sus depósitos y optar por las estaciones de servicio más baratas pero la diferencia de precio entre unas y otras no será tanta como la tarifa más barata y cara de una recarga.

Lo bueno de un coche eléctrico es que podemos optar por cargas domésticas a muy bajo precio (aunque los tiempos de espera sean mayores) pero si es necesario también se puede optar por recargas muy rápidas de camino a nuestro destino a precios competitivos con la gasolina.

Por:

Alberto de la Torre Redactores freelance

Periodista y comunicador audiovisual con más de cinco años de experiencia. Durante los cuatro años de carrera confirmé que estaba en lo cierto. Tenía dos pasiones: comunicar y hablar sobre todo tipo de coches. En los últimos años me he especializado en el periodismo de motor y, sobre todo, en las nuevas formas de movilidad y movilidad eléctrica.

Volver Arriba