¿Cuánto cuesta instalar placas solares?

Te garantizamos el mejor precio para tus paneles solares

¿Necesitas placas solares para tu casa o negocio?

¡Solo necesitas un minuto!
Referencias en:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Cámbiate a la energía solar:

  • Genera electricidad verde
  • Reduce tu factura hasta un 50%
  • Consigue dinero con los excedentes

¿Son los paneles solares realmente buenos para el medio ambiente?

 Se necesitan tres años de uso para tener una huella de carbono negativa

Los paneles solares en desuso alcanzarán 9,57 millones de toneladas en 2050

La agricultura está usando fórmulas para aprovechar los paneles solares


La energía solar es clave para ayudarnos a prevenir el cambio climático y es uno de nuestros grandes aliados para la descarbonización. Las instalaciones fotovoltaicas, por ejemplo, han proliferado vertiginosamente desde que se anuló el impuesto del sol en 2018. 

El resto de Europa occidental, especialmente Alemania y el Reino Unido, nos llevan años de ventaja. Una paradoja teniendo en cuenta que ganamos por goleada en horas de sol.

Pero, ¿son los paneles solares realmente buenos para el medio ambiente, o este gigantesco aumento de paneles se volverá contra nosotros?

En este artículo, cubriremos las emisiones “ocultas” de la energía solar; cómo la eliminación de paneles solares puede ser perjudicial tanto para los humanos como para el medio ambiente, y si hay alguna mejora en el horizonte para la industria solar.

¿Cómo afectan las placas solares al medio ambiente?

Aprovechar la energía del sol es una de las formas más limpias de proveer energía a nuestras casas, pueblos y ciudades.

Sin embargo, también hay un puñado de factores que pueden hacer que los paneles solares pueden ser perjudiciales para el medio ambiente. Entre ellos:

  • Si se utilizan materiales peligrosos para crearlos.
  • Dónde se fabrican
  • Cómo se desechan
  • Cómo impactan en el uso de la tierra

¿Cuál es el costo ambiental de producir paneles solares?

En los últimos años se han expuesto algunos aspectos de la energía eólica, solar y nuclear con  huellas de carbono “ocultas”.  En concreto, en los sistemas fotovoltaico el promedio es de entre 14 y 73 gramos de dióxido de carbono equivalente (CO2e) por kilovatio-hora (kWh).

Si los propietarios de paneles solares quieren que sus paneles sean neutros en carbono (lo que significa que equilibran el CO2 que liberan a la atmósfera eliminando la misma cantidad), deberán tener sus paneles durante al menos tres años.

Después de tres años de uso, la huella de carbono general de los paneles solares  pasa a ser negativa, ya que habrán evitado que se liberen más emisiones a la atmósfera de las que se necesitan para crearlas.

Si quieres saber más sobre el precio de una sistema fotovoltaico, leer El coste de los paneles solares.

¿Cuáles son los aspectos más contaminantes de los paneles solares?

  • Proceso de manufacturación

Cuando se trata de fabricar paneles solares, existe un círculo vicioso de emisiones. Antes de que podamos reducir nuestra huella de carbono con energía solar, las fábricas necesitan crear paneles utilizando mucha electricidad, que generalmente se genera con combustibles fósiles.

Dependiendo de dónde se fabriquen los paneles, la cantidad de combustibles fósiles en la combinación de electricidad fluctuará.

Por ejemplo, en 2020, el 64 % de la generación de electricidad de China provino del carbón. Y dado que más del 60 % de los paneles del mundo se fabrican en China, la mayor parte del suministro mundial de paneles solares emite una gran cantidad de CO2, incluso antes de que empiecen a funcionar.

  • Materiales peligrosos

Para transformar la luz del sol en electricidad es necesario que haya una gran cantidad de productos químicos entre los paneles de vidrio, muchos de los cuales pueden ser peligrosos.

Los productos químicos utilizados en cada panel dependerán de la marca del modelo de la celda, pero en general, incluyen seleniuro de cobre e indio, seleniuro de cadmio y galio, seleniuro de cobre, indio y galio, hexafluoroetano y fluoruro de polivinilo: mucha palabra complicada que probablemente no significa mucho para nadie.

Básicamente, si las células solares pasan a un vertedero una vez que se degradan, estos productos químicos con nombres complejos pueden filtrarse en el suelo, contaminando tanto el suelo como el agua potable.

  • Uso del suelo

Tener terrenos en el campo llenos de paneles es ahora algo relativamente  común en la mayoría de los países, y si bien esto favorece tanto al sector energético como para los propietarios, no necesariamente es lo mejor para la biodiversidad.

A medida que aumenta la transición a la energía renovable, se prevé que la competencia global por la tierra solo empeore. Y con más humanos dependiendo de la agricultura, habrá un aumento en el uso del agua y el daño a la biodiversidad.

También comenzaremos a ver algo llamado “emisiones indirectas por cambios en el uso de la tierra”.

Esto es cuando las tierras de cultivo se utilizan con fines energéticos, lo que indirectamente aumenta la competencia por la tierra en otras partes del mundo para satisfacer la demanda mundial de alimentos.

¿Cuáles son los aspectos más contaminantes de los paneles solares?

  • Proceso de manufacturación

Cuando se trata de fabricar paneles solares, existe un círculo vicioso de emisiones. Antes de que podamos reducir nuestra huella de carbono con energía solar, las fábricas necesitan crear paneles utilizando mucha electricidad, que generalmente se genera con combustibles fósiles.

Dependiendo de dónde se fabriquen los paneles, la cantidad de combustibles fósiles en la combinación de electricidad fluctuará.

Por ejemplo, en 2020, el 64 % de la generación de electricidad de China provino del carbón. Y dado que más del 60 % de los paneles del mundo se fabrican en China, la mayor parte del suministro mundial de paneles solares emite una gran cantidad de CO2, incluso antes de que empiecen a funcionar.

  • Materiales peligrosos

Para transformar la luz del sol en electricidad es necesario que haya una gran cantidad de productos químicos entre los paneles de vidrio, muchos de los cuales pueden ser peligrosos.

Los productos químicos utilizados en cada panel dependerán de la marca del modelo de la celda, pero en general, incluyen seleniuro de cobre e indio, seleniuro de cadmio y galio, seleniuro de cobre, indio y galio, hexafluoroetano y fluoruro de polivinilo: mucha palabra complicada que probablemente no significa mucho para nadie.

Básicamente, si las células solares pasan a un vertedero una vez que se degradan, estos productos químicos con nombres complejos pueden filtrarse en el suelo, contaminando tanto el suelo como el agua potable.

  • Uso del suelo

Tener terrenos en el campo llenos de paneles es ahora algo relativamente  común en la mayoría de los países, y si bien esto favorece tanto al sector energético como para los propietarios, no necesariamente es lo mejor para la biodiversidad.

A medida que aumenta la transición a la energía renovable, se prevé que la competencia global por la tierra solo empeore. Y con más humanos dependiendo de la agricultura, habrá un aumento en el uso del agua y el daño a la biodiversidad.

También comenzaremos a ver algo llamado “emisiones indirectas por cambios en el uso de la tierra”.

Esto es cuando las tierras de cultivo se utilizan con fines energéticos, lo que indirectamente aumenta la competencia por la tierra en otras partes del mundo para satisfacer la demanda mundial de alimentos.

Reciclaje de paneles solares

Afortunadamente, los paneles solares se pueden reciclar, pero es bastante difícil hacerlo.

Un panel fotovoltaico de silicio cristalino típico está hecho de materiales que se pueden reciclar, incluidos vidrio, polímero, aluminio, silicio y cobre.

Si reutilizamos estos elementos, podemos disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero de los paneles solares en un 42%.

A pesar de esto, solo una minoría de países actualmente recicla paneles. China, por ejemplo, fabrica más de la mitad de los paneles solares del mundo, pero no tiene propuestas para reciclar células en desuso.

Lo mismo ocurre con la mayoría de las áreas de puntos de acceso de paneles solares de Estados Unidos.

En otras áreas, como Australia, hay varios servicios de reciclaje de paneles solares. Sin embargo, la mayoría de las instalaciones solo pueden reciclar el 20% de los paneles: el marco de aluminio y las cajas de terminales.

Hasta ahora, solo los fabricantes europeos están legalmente obligados a recoger y reciclar los desechos solares.

¿Cuál es el costo ambiental de deshacerse de los paneles solares?

En muchas partes del mundo, los paneles solares comerciales solo comenzaron a instalarse a finales de los 90 y principios de la década del nuevo siglo.

Y, dado que las placas solares tienen una expectativa de vida promedio de 25 a 30 años, apenas estamos comenzando a ver las consecuencias del desperdicio de paneles solares.

En 2016, se estimó que había alrededor de 250.000 toneladas métricas de residuos de paneles solares en todo el mundo. De cara al futuro, se espera que estos residuos crezcan a 9,57 millones de toneladas para 2050.

Si se dejan en vertederos, algunos materiales de los paneles solares pueden filtrarse en el suelo y las aguas subterráneas, causando problemas ambientales y de salud, pero hay formas de evitarlo.

¿Cuál es el beneficio ambiental de los paneles solares?

A pesar de estos defectos, la energía solar sigue siendo una de las mejores herramientas que tenemos para hacer frente al cambio climático.

Los combustibles fósiles son finitos y se están agotando rápidamente. La energía solar, por otro lado, es renovable y no se agotará pronto (no hasta dentro de unos pocos miles de millones de años, de todos modos).

Por  si esa no fuera una razón suficiente para hacer el cambio a las energías renovables, las emisiones solares apenas arañan la superficie de las huellas de carbono de los combustibles fósiles.

Un estudio reciente encontró que cada kWh (kilovatio-hora) de electricidad generada durante la vida útil de una planta de paneles solares tiene una huella de carbono de 6 g de CO2e.

¿Está mejorando la industria?

Sí. Los paneles solares se están volviendo mucho más ecológicos con el tiempo.

A medida que avanza la tecnología, vemos más innovación en la industria solar, con expertos que introducen materiales más sostenibles. Así, se espera que el tamaño del mercado mundial de reciclaje de paneles solares crezca a una tasa de crecimiento anual del 12,8 % entre 2020 y 2027.

Los expertos cada vez encuentran más fórmulas para asegurar que la biodiversidad continúe prosperando en las granjas solares.

Algunos propietarios están introduciendo proyectos compatibles con los polinizadores. Por ejemplo, colocan paneles solares en plataformas elevadas o pilotes para dejar espacio adicional para pastos perennes y flores silvestres para apoyar a los polinizadores de la zona.

No solo ayudará a fomentar la biodiversidad de la zona, sino que mejorará la calidad del agua y ayudará a tener mejores cosechas.

Resumen

Las “emisiones ocultas” de la energía solar son un pequeño precio a pagar por una forma de vida más ecológica a largo plazo.

Además, a medida que más expertos busquen materiales sostenibles y el reciclaje se vuelva más común, más agricultores encontrarán formas de compartir la tierra con la vida silvestre local y la energía solar será aún mejor para el medio ambiente.

Por:

En algunas ocasiones nuestros periodistas, colaboradores y expertos trabajan juntos en proyectos determinados, especialmente en aquellos reportajes que requieren profundizar más en un tema. Así, hemos escrito desde la viabilidad de los paneles en el espacio hasta nombrar las industrias más contaminantes del planeta.

Volver Arriba