¿Cuánto cuesta instalar placas solares?

Te garantizamos el mejor precio para tus paneles solares

¿Necesitas placas solares para tu casa o negocio?

¡Solo necesitas un minuto!
As featured in:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Cámbiate a la energía solar:

  • Genera electricidad verde
  • Reduce tu factura hasta un 50%
  • Consigue dinero con los excedentes

La energía agrovoltaica viene para quedarse

Combina el cultivo de alimentos y la generación de energía en un mismo espacio

Los paneles solares se sitúan elevdos del suelo, a partir de 2,5 metros de altura

En España existen varios proyectos, desde plantas aromáticas hasta viñedos


La energía agrovoltaica sería suficiente para suplir la demanda mundial de energía si se implantase en menos del 1% de los terrenos de cultivo. Este tipo de energía permite aunar en una misma parcela dos actividades económicas, el cultivo de alimentos y la producción de energía solar.

Gracias a la instalación de placas solares elevadas del suelo se crean dos niveles de producción en un mismo espacio, lo que es particularmente relevante en áreas donde hay mucha demanda de terrenos agrícolas.

Así, este uso dual de la tierra permite que la tecnología agrovoltaica genere energía renovable sin competir con la agricultura por los mismos recursos.

La actividad agraria presenta cada vez más retos debido al cambio climático. La escasez de agua o el aumento de las temperaturas requieren nuevas medidas para proteger los cultivos y el suelo de las inclemencias medioambientales y la energía agrovoltaica puede aportar su granito de arena en esta lucha.

Si quieres saber más sobre la revolución fotovoltaica en los hogares españoles, rellena este simple formulario. Un equipo técnico te facilitará el mejor presupuesto, gratuito y sin compromiso alguno.

¿Qué es la energía agrovoltaica?

Se trata de una energía limpia, renovable e inagotable. Su característica diferenciadora es que los paneles solares se instalan a cierta altura en los campos dedicados al cultivo o a la ganadería, lo que permite maximizar el uso simultáneo del suelo.

Con este sistema, de una misma superficie se pueden obtener productos agrícolas y energía solar, y se puede instalar tanto en fincas extensas como en parcelas pequeñas.

Conocida también como energía agrofotovoltaica, esencialmente se trata de la transformación directa de la luz solar en electricidad.

Para ello se emplean paneles solares con una tecnología basada en el efecto fotovoltaico, que consiste en que ciertos materiales semiconductores generan una corriente eléctrica gracias a la absorción de fotones de luz y la liberación de electrones.

En el sistema agrovoltaico, la energía solar se convierte en electricidad utilizando los paneles solares y el inversor.

Los paneles, que suelen ser de tamaño rectangular, están compuestos por alrededor de 60 células fotovoltaicas que suelen medir 10 centímetros cuadrados.

Para conocer más sobre el funcionamiento de una instalación fotovoltaica, leer, ¿Cómo funcionan las placas solares?

¿Dónde se puede aplicar la energía agrovoltaica?

Los paneles solares para sistemas de energía agrovoltaica se puede instalar tanto en grandes extensiones de terreno como en parcelas pequeñas.

La instalación de placas solares para la energía agrovoltaica puede tener distintos formatos. Uno de los más populares para proyectos de gran escala consiste en montar los paneles solares sobre estructuras especiales fijas que los elevan del suelo, habitualmente entre 2,5 y 5 metros.

Gracias al espacio entre los paneles la luz alcanza mejor a los diferentes cultivos, y se puede instalar en viñedos, así como en fincas de árboles frutales o en fincas de pasto. Además, como la altura puede ser modificada, también permite el uso de maquinaria agrícola.

Otra opción es instalarlos en el tejado de los invernaderos, lo que permite emplear esa energía para el consumo que requieren los mismos, desde el sistema de irrigación hasta la luz.

Asimismo, existe la posibilidad de instalar los paneles sujetos por estructuras flexibles que permiten su movimiento.

Ventajas y desventajas de la energía agrovoltaica

Aunque las ventajas de la energía fotovoltaica ganan por goleada, hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta.

Ventajas

Una de las grandes ventajas de la energía agrovoltaica es que permite a los agricultores sacarle más rendimiento a su terreno gracias al uso dual del mismo.

Esto es especialmente significativo considerando que la cantidad de terrenos cultivables per cápita en el mundo ha descendido un 48% en las últimas cuatro décadas y, a la vez, la demanda de comida y de energía es cada vez mayor.

Así, la energía agrovoltaica puede contribuir a aliviar la creciente presión sobre el uso de la tierra, un recurso limitado. Según un estudio publicado en la revista Nature en 2019, con que se implantase la energía agrovoltaica en menos del 1% de los terrenos de cultivo ya sería suficiente para suplir la demanda mundial de energía.

Otra ventaja es que puede ofrecer beneficios adicionales para la agricultura, como protección frente al granizo y las heladas, así como frente a la sequía. En sitios con temperaturas elevadas, como podría ser el sur de España, los paneles podrían ayudar a sombrear el terreno.

Menor consumo de agua

Esto mejoraría las condiciones laborales de los trabajadores del campo y disminuiría la evaporación del agua, reduciendo el consumo de la misma.

Además, la vegetación contribuye a reducir la temperatura del suelo, lo que repercute en la eficiencia de los paneles solares, ya que aumenta el rendimiento solar.

Asimismo, el aumento del consumo de energías renovables recortaría el uso de combustibles fósiles. Diversificar la fuente de ingresos de las empresas agrícolas, así como aumentar el valor de esos terrenos, son otra de las ventajas de este sistema, que también podría ayudar a fijar población en entornos rurales.

Desventajas

Entre las desventajas se encuentra el hecho de que este sistema no funcionaría con cualquier cultivo, ya que algunas plantas tendrían dificultades para crecer bajo la sombra de los paneles. Por ejemplo, el maíz o el trigo, por su estatura, necesitarían que los paneles se sitúan más elevados.

Este obstáculo, sin embargo, es salvable, pues se podrían elegir cultivos adecuados que prosperen en esas condiciones específicas, como por ejemplo, tomates y pimientos.

También se podría recurrir a instalaciones flexibles, o a placas solares con módulos translúcidos.

El precio de la infraestructura, aunque es más razonable que hace una década, podría seguir siendo prohibitivo para muchos agricultores. Más información sobre el precio de los paneles solares en El coste de las placas solares.

Por último, el impacto paisajístico de tener grandes extensiones con paneles solares, así como la limitación para usar maquinaria pesada, pueden ser, en el primer caso, objeto de controversia, como sucedió con el macroparque fotovoltaico de Chiva, en la Comunitat Valenciana, y, comprometer ciertos cultivos, en el segundo.

La biodiversidad y la energía agrovoltaica

Tanto la instalación de estructuras para la energía agrovoltaica como la expansión de terrenos de cultivo –especialmente los monocultivos- pueden alterar la biodiversidad. Por ello, se recomienda implantar medidas para minimizar el impacto ambiental de las instalaciones y proteger la flora y la fauna autóctonas.

¿Es factible en España la energía agrovoltaica?

A priori se puede pensar que España reúne todas las condiciones para beneficiarse de la energía agrovoltaica. Por un lado, es uno de los países europeos que goza de más horas de sol, con alrededor de 300 días soleados al año.

Por otro lado, el sector primario representa el 2,7% del PIB nacional. Además, la Península Ibérica es la región de Europa que más va a notar los efectos adversos del cambio climático, con temperaturas cada vez más cálidas y mayor estrés hídrico.

El año pasado fue el mejor para la energía fotovoltaica en España, donde la instalación de plantas solares aumentó un 21% según el informe anual de la asociación fotovoltaica UNEF. Así, se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea con mayor crecimiento, solo por detrás de Alemania.

Mientras que Alemania, Italia y Francia ya han establecido las normas que deben cumplir los proyectos agrovoltaicos, en España aún están por definir.

¿Qué ejemplos hay?

En Badajoz hay un ejemplo de reciente creación de energía agrovoltaica. Se trata de la planta fotovoltaica de Augusto, que ocupa 110 hectáreas, de las cuales 3 están dedicadas a la agrovoltaica con el cultivo de plantas aromáticas entre los paneles.

En Toledo se encuentra un proyecto pionero, la primera planta agrovoltaica inteligente del país. Llamada Winesolar e instalada en los viñedos de González Byass y Grupo Emperador, la disposición de los módulos en este proyecto piloto se adapta a las necesidades de los viñedos gracias a sensores controlados con inteligencia artificial.

Esto permite que las placas solares cubran las vides en la posición más óptima en todo momento. Por otro lado, la energía producida se destina íntegramente al funcionamiento de las bodegas.

Resumen

Gracias al aprovechamiento de las parcelas -un recurso limitado- al máximo, la energía agrovoltaica tiene potencial para convertirse en una aliada en la lucha contra el cambio climático. La demanda global de energía podría cubrirse si menos del 1% de los terrenos de cultivo instalasen energía agrovoltaica. Además, ofrece a los agricultores la posibilidad de diversificar su negocio.

Por:

Monica Goya Redactores freelance

Mónica R. Goya es una periodista y fotógrafa independiente cuyo trabajo se centra principalmente en temas de agricultura, gastronomía, medio ambiente y turismo. Sus proyectos personales exploran la cultura campesina y la intersección de derechos humanos, políticas alimentarias y sostenibilidad. Sus reportajes se han publicado en The New York Times, El País Semanal, The Guardian, National Geographic, Condé Nast Traveler, Whetstone magazine y Ballena Blanca entre otros. Su primer libro, Urban Farmers, editado por Gestalten, se publicó en 2021.

Volver Arriba