¿Cuánto cuesta instalar placas solares?

Te garantizamos el mejor precio para tus paneles solares

¿Necesitas placas solares para tu casa o negocio?

¡Solo necesitas un minuto!
As featured in:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Cámbiate a la energía solar:

  • Genera electricidad verde
  • Reduce tu factura hasta un 50%
  • Consigue dinero con los excedentes

¿Cuánto duran las placas solares?

Un panel solar de calidad y bien cuidado puede durar hasta 35 años

La suciedad acumulada reduce la eficiencia de las placas

Conviene contar con un seguro que cubra los imprevistos


El agua y el jabón son los mejores amigos de un panel solar bien cuidado, duradero y eficiente. Aunque la mayoría de las placas fotovoltaicas suelen estar garantizadas por un periodo de 20 a 25 años, si son de calidad, no significa que dejen de servir pasado ese tiempo.

Si los cuidamos convenientemente, los paneles solares siguen funcionando y pueden durar hasta 30 o 45 años, aunque su rendimiento se va reduciendo paulatinamente. Es decir, producen menos energía eléctrica conforme pasan los años.

Para no llevarnos sorpresas desagradables, y aunque contemos con la garantía del fabricante, conviene contratar un seguro que cubra cualquier imprevisto que afecte a nuestra instalación fotovoltaica. Es una inversión demasiado importante como para no tenerla protegida.

Rellenando este sencillo formulario tendrás de forma gratuita, y sin ninguna obligación, el coste exacto de los paneles solares para tu casa. Es el primer paso para sumarte a una energía limpia y ahorrar en las facturas.

¿Cuántos años duran los paneles solares?

La vida útil de los paneles solares es de entre 20 y 25 años qué es lo que normalmente se recoge en la garantía de la instalación fotovoltaica. Sin embargo, con un mantenimiento adecuado las placas solares pueden hasta 35 años o incluso llegar a los 40.

Sin embargo, también es cierto que la eficiencia va disminuyendo con los años, aunque de manera muy lenta que normalmente no afectaría demasiado al rendimiento de una instalación fotovoltaica.

¿Por qué los paneles solares son menos eficientes con el tiempo?

Los paneles solares están situados a la intemperie, y por lo tanto sufren un desgaste progresivo al estar expuestos a las inclemencias meteorológicas y a otros factores ambientales.

La exposición durante años al rigor del sol, la lluvia, la nieve, el viento o el granizo provoca la degradación de los paneles y la reducción de su eficiencia energética. Todos estos fenómenos producen la corrosión de los marcos, la deslaminación del vidrio y la pérdida de las propiedades de las células fotovoltaicas, entre otras consecuencias.

Pero este deterioro es lento, se cuantifica en torno a un 0,5% cada año, que es la tasa de degradación media. Es decir, cuando han pasado 20 años, una placa solar produce sobre un 90% de la energía eléctrica que generaba en su primer año de vida.

También las hojas caídas, el polvo acumulado y la polución  atmosférica son factores de deterioro. Un panel debe estar limpio para que sea eficiente, ya que la suciedad puede reducir un 10% o un 20% la producción de energía eléctrica. Pero el mayor enemigo para una placa eficiente y reluciente es el excremento de los pájaros, que es corrosivo y bloquea la luz del sol.

Por muy amantes de los animales que seamos, debemos mantener a la fauna alejada de los paneles solares, para evitar que los utilicen como su WC particular o que aniden bajo las placas, como hacen las palomas en las zonas urbanas. Si tenemos ese problema, existen en el mercado sistemas de control de aves que sirven para ahuyentarlas.

Para saber más sobre la eficiencia de los paneles solares y su precio, leer El coste de los paneles solares.

Consejos para alargar la vida de los paneles solares

Si queremos que nuestros paneles solares duren 20, 30 o incluso 40 años en óptimas condiciones, tenemos que recurrir al agua y al jabón de manera periódica. Es muy importante que estén limpios para alargar su vida útil y su capacidad de producción de electricidad.

Una o dos sesiones de limpieza al año serán suficientes para mantener las placas en buen estado, dependiendo de la zona en que vivamos. Es conveniente llevarlo a cabo en verano, que es cuando menos llueve, y a primeras o últimas horas del día, evitando los momentos de más calor. Solo se necesita agua tibia, jabón no abrasivo y un paño o esponja suave para limpiar las superficies  y evitar rayaduras.

Por último, aclarar abundantemente para eliminar totalmente la suciedad y los restos de detergente, sin usar mangueras a presión que pueden dañar el sistema. También se puede encargar la limpieza a una empresa especializada si nuestra instalación es de difícil acceso. Para más información, leer El mantenimiento de las placas solares.

Además del lavado de los paneles, una vez al año hay que hacer una revisión técnica y comprobar el cableado, las conexiones, el inversor, las baterías… para que todo funcione a la perfección. La empresa que nos ha instalado los paneles suele prestar este servicio de mantenimiento preventivo que, dependiendo de la compañía, puede costar entre 150 y 200 euros por visita o el pago de una pequeña cuota anual.

paneles solares en el norte de españa

¿Cubre el seguro de la casa los paneles solares?

Para comprobarlo, lo mejor es llamar a nuestra compañía aseguradora y preguntárselo. Y si las placas solares son posteriores al contrato del seguro de hogar, deberemos comunicárselo a la empresa para que se refleje en la póliza y no quede fuera de su protección. Aunque subirá su precio, ganaremos en seguridad.

La cuestión es que, para algunas aseguradoras, los paneles solares son parte del continente (o sea, una instalación fija de la casa, como las ventanas o las tuberías del agua), y para otras son parte del contenido (como los muebles y enseres). Solo si es considerada como continente, la instalación fotovoltaica quedará protegida por el seguro de hogar. En caso contrario, habrá que contratar el servicio de forma complementaria.

Para no llevarse sorpresas desagradables, hay que leerse los límites de la cobertura. A veces hay un número máximo de paneles que quedan cubiertos por el seguro, o la indemnización tiene unos topes inferiores al coste de la reparación. Es importante fijarse, pues, no solo en las prestaciones sino en las exclusiones de la póliza.

¿Deberías tener un seguro para placas solares?

Contratar un seguro específico para tus paneles solares puede ser la mejor forma de protegerlos ante las adversidades. Aunque la garantía del producto cubre cualquier defecto que venga de fábrica, hay otros daños que pueden afectar a la instalación que no están cubiertos.

Las placas solares son sometidas a todo tipo de pruebas para verificar que soportan la acumulación de nieve o la embestida del viento. Pero hay fenómenos meteorológicos extremos que pueden dañar su estructura y funcionamiento. También pueden ser objeto de robo, ya que es un bien muy preciado para los amigos de lo ajeno y está a la vista de todos. Estos imprevistos pueden ser controlados suscribiendo una póliza de seguro que haga frente a los daños.

¿Qué cubre exactamente el seguro de los paneles solares?

Primero hay que comprobar si nuestro seguro del hogar protege también los paneles solares. Si decidimos finalmente contratar una póliza específica, veremos que las compañías aseguradoras ofrecen distintos paquetes de cobertura.

Los más comunes son los seguros por daños materiales y de responsabilidad civil. Estas pólizas cubren las roturas producidas por fenómenos meteorológicos, caída de un rayo, incendio…, y los daños a terceros. Podemos ampliar la cobertura con un seguro por robo y vandalismo o de obra civil, especialmente indicado cuando la instalación se encuentra en el tejado.

Por supuesto, cuantas más garantías nos ofrezca la póliza, más se encarecerá el contrato.

¿Puedo reciclar mis paneles solares?

¿Qué pasa con los paneles solares cuando dejan de funcionar y hay que sustituirlos? El reciclado de los paneles es obligatorio por ley, y los fabricantes o los instaladores tienen la obligación de recoger las placas usadas y trasladarlas a un punto limpio. España pronto contará con el primer centro de reciclaje de paneles solares, ya que se estima que habrá 22.000 toneladas de residuos fotovoltaicos cada año a partir de 2027.

Para una energía limpia y renovable como es la fotovoltaica, el reciclaje de residuos es un reto de primer orden. La buena noticia es que se puede dar una segunda vida al 90% de los elementos que componen los paneles solares, fabricados básicamente con una combinación de vidrio, aluminio y plástico.

La plata, el cobre o los componentes electrónicos de las placas también se pueden reciclar, pero separar cada uno de los materiales es la parte más costosa y precisa de maquinaria especializada.

Los elementos que se extraen de las placas solares pueden ser reutilizados para crear nuevos productos, o incluso convertirse en nuevos paneles fotovoltaicos. Se plantea para un futuro no muy lejano un negocio circular y rentable, donde los materiales reciclables de las placas solares tendrán un valor de 15.000 millones de euros en 2050, y  podrán producir 2.000 millones de nuevos paneles.

¿Es buena idea invertir en paneles solares de segunda mano?

Comprar paneles solares de segunda mano es un riesgo que a veces no merece la pena asumir. Aunque supone un ahorro considerable y es un gesto ecológico, ya que se da una segunda oportunidad a un dispositivo tecnológico, hay que asegurarse de que funciona de forma eficiente. Si no somos expertos en la materia, conviene consultar la opinión de un profesional, ya que normalmente son paneles desechados por un bajo rendimiento. Mucho ojo, porque te pueden vender una placa muy limpia como si fuera nueva.

Si quieres más información sobre los paneles de segunda mano, leer ¿Es conveniente comprar paneles de segunda mano?

Resumen

Un panel solar de alta calidad y bien cuidado puede durar hasta 40 años, aunque la garantía solo cubra los primeros 20 años. Esta larga vida de las placas convierte la inversión en energía fotovoltaica en un gesto ecológico y muy rentable para el consumidor. En apenas unos años, habrás recuperado el gasto inicial mientras se sigue beneficiando de una energía limpia y reciclable.

Rellena este sencillo formulario para saber todo lo que necesitas sobre un sistema fotovoltaico para tu casa que, con los cuidados que aquí proponemos, puede durar dos decenios.

Por:

María Cuchillo es una periodista preocupada por el cambio climático, con una amplia experiencia en el mundo de la comunicación y la docencia. Comprometida con el medio ambiente y la economía sostenible, piensa que un mundo mejor es posible.

Volver Arriba