¿Cuánto cuesta instalar placas solares?

Te garantizamos el mejor precio para tus paneles solares

¿Necesitas placas solares para tu casa o negocio?

¡Solo necesitas un minuto!
As featured in:
Business Insider
Guardian
Telegraph

Cámbiate a la energía solar:

  • Genera electricidad verde
  • Reduce tu factura hasta un 50%
  • Consigue dinero con los excedentes

¿Es conveniente comprar paneles solares de segunda mano?

  El precio de un panel solar de segunda mano oscila entre 40€ y 140€ 

✔  Es imprescindible tener ciertas garantías del vendedor

A pesar de ser una operación arriesgada, se puede ahorrar mucho dinero


¿Es suficiente gancho 40€ por un panel solar y pasarse a la energía limpia? La respuesta es que no, no es suficiente. Comprar paneles de segunda mano conlleva un riesgo considerable que, en la mayoría de las ocasiones, es mejor no asumir. Pueden estar dañados, o tener un rendimiento deficiente y el comprador quizá no lo detecte.

Sin embargo, si se siguen ciertos consejos, el ahorro puede ser monumental y, además, es una buena manera de evitar los residuos de los paneles solares que ya no se utilizan.

Para el año 2050 se estima que habrá 78 millones de toneladas de materia prima procedente de las placas solares, un producto cuyos elementos, en honor a la verdad, son altamente reciclables.

Encuentra aquí las ventajas y desventajas de comprar placas solares de segunda mano

¿Es buena idea comprar placas solares de segunda mano?

Depende, pero la balanza se inclina más hacia el no. Y la razón es que es una compra de alto riesgo. A diferencia de otros productos, las posibilidades de que seas un experto en paneles solares, o que puedas llevarlos a tu casa para comprobar su rendimiento, son pocas o ninguna.

Sin embargo, comprar paneles solares de segunda mano también puede ser una muy buena idea para reducir costes y acortar la amortización. En el mercado se venden paneles solares desde 40€, aunque la media suele ser entre 100 y 140€, una fracción muy pequeña del coste de las placas solares nuevas.

¿Cuánto cuestan los paneles solares de segunda mano?

Como en todos los artículos de segunda mano, los precios varían según la calidad de las placas solares y la urgencia del vendedor. En las plataformas de segunda mano se pueden encontrar paneles solares por 40€, aunque la media está entre 100 y 140€ por panel.

La lógica nos dice que un panel más caro estará en mejores condiciones. Sin embargo, la lógica no siempre funciona y, por eso, lo mejor es hacer las preguntas relevantes al vendedor y pedir la documentación pertinente.

Para más información y comparar lee El coste de las placas solares.

Pros y cons de las placas solares de segunda mano

VentajasInconvenientes
Más baratasPueden estar defectuosas
Amortización más rápidaEficacia reducida
Mejor para el medio ambienteMenor duración

Ventajas de los paneles solares de segunda mano

El precio y las ventajas para el medio ambiente son las principales razones para comprar placas de segunda mano.

Coste reducido 

Sin duda, la razón de peso para elegir paneles solares de segunda mano. En plataformas como Wallapop o Milanuncios puedes encontrar paneles solares desde 40€, aunque la media está en 120€ por panel para los de mayor rendimiento.  Los nuevos costarían el doble o más.

La reducción del coste en paneles solares a más de la mitad siempre es un incentivo para pasarse a una energía limpia, además de acortar los años para amortizar la inversión.

Amortización más rápida 

La inversión media de un sistema fotovoltaico sin baterías es de unos 6.000€ y el plazo de amortización está entre 6 y 8 años.

Con el coste de los paneles solares reducido a la mitad o menos, la amortización se acelera considerablemente, ya que las placas son el elemento más caro del sistema fotovoltaico sin baterías.

Positivo para el medio ambiente 

Utilizar un dispositivo electrónico hasta el final de sus días siempre beneficiará al medio ambiente.

La normativa europea de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE2), mejorada hace diez años, fomenta la manufacturación sostenible de los paneles solares.

Además, el fabricante tiene que asumir el coste de la gestión de los residuos, mientras que cada uno de los estados miembros de la UE (Unión Europea) está obligado a contabilizar la recogida de residuos a través de los canales autorizados, por ejemplo el Punto Limpio.

Y no es para menos. Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), para el año 2050 los paneles solares en desuso generarán 78 millones de toneladas en materias primas, la mayoría listas para ser recicladas.

Por suerte, entre el 85 y el 90% de los componentes de una placa solar son reciclables.

Inconvenientes de los paneles solares de segunda mano

Los paneles solares no son ordenadores o coches, donde siempre tienes un amigo, vecino o familiar que pueda echarte una mano. La inmensa mayoría de la gente no sabe nada de paneles solares por lo que el rendimiento final de tus placas solares será una cuestión de suerte.

Posibilidad de placas solares defectuosas

Una placa solar de segunda mano no tiene por qué tener problemas, pero realmente en las razones por las que alguien quiere vender sus placas solares puede estar la clave.

Ver las placas solares es totalmente imprescindible porque, entre otras cosas, pueden estar dañadas.

El resto de otros posibles problemas, como el bajo rendimiento, va a tener que ser una cuestión de fe y confiar en la palabra del vendedor.

Menor eficacia 

La eficiencia de los paneles solares, es decir la cantidad de energía que un panel solar convierte en electricidad, varía según el modelo – la  media está entre el 18% y el 23% para los paneles de mayor rendimiento.

Aunque el paso de los años no afecta dramáticamente al rendimiento de los paneles solares, un estudio de un laboratorio británico sugiere que cada año se pierde un 0,5% de eficacia.

Menos duración

Una consecuencia obvia al ser paneles de segunda mano es que duran menos, y lo más probable es que ya se haya contado con este inconveniente. Por otro lado, el ahorro es un gran incentivo para abrazar una energía limpia e infinita.

Factores a tener en cuenta

En términos generales, comprar paneles solares de segunda mano acarrea un riesgo bastante grande. Sin embargo, si hay ciertas garantías (por ejemplo puedes conocer, o tener referencias, de la persona que lo vende) el ahorro es más que considerable.

En cualquier caso hay ciertas preguntas obligatorias que se deben hacer al vendedor:

  • ¿Cuántos años tienen los paneles solares?
  • ¿Han tenido algún problema en el pasado?
  • ¿Cuál es el tamaño?
  • ¿Están todavía en periodo de garantía?
  • ¿Cuál es el rendimiento medio?
  • ¿Qué tipo de panel es?

¿Dónde puedo comprar o vender paneles solares de segunda mano?

En plataformas como Milanuncios o Wallapop encontrarás una buena oferta de paneles solares de segunda mano. Y, también, placas solares nuevas de las que, por diferentes motivos, el vendedor quiere deshacerse.

Lo más cercano es siempre lo mejor. Elige un vendedor dentro de tu zona para que puedas desplazarte, ver los paneles solares, hablar con la persona que los vende (sí, a veces es engañoso pero las primeras impresiones siempre cuentan) y, lo más importante, comprobar la garantía o el contrato de compra.

Resumen

Comprar paneles solares de segunda mano es una cuestión de fe. Fe en que no te engañen, o fe en que no tengas ningún problema nada más instalarlas, a pesar de la buena fe del vendedor.

Si decides dejar que la fe sea la que decida el futuro de tu instalación fotovoltaica, al menos sigue las indicaciones antes mencionadas. Si al final todo sale bien, el ahorro será muy considerable.

Concha Caiña Content manager

Concha es una profesional de la comunicación que ha desarrollado su carrera como periodista, editora y responsable de múltiples proyectos digitales y editoriales en España y el Reino Unido.  Defensora del medio ambiente, la sostenibilidad corporativa y las energías renovables, espera que Europa sea una referencia para un planeta más verde y más justo.

Volver Arriba